La playa, los chiringuitos, la montaña, la dichosa siesta…cosas que pronto quedan lejos pero de las que cuesta despegarse. Durante las vacaciones nos olvidamos de todo, ¡por suerte!. Es evidente que las clases de inglés no te acompañaron a tomar sol, pero ya vueltos a la realidad retomemos de la forma menos dolorosa posible.

1. Un curso de inglés con objetivos claros

Empieza un curso de inglés y planteate terminarlo, puedes darte un premio cuando lo acabes (otras vacaciones, una cena, comprarte eso que tanto te gusta). Elige un curso que te ayude a conseguir lo que tanto has querido: ¿hablar con fluidez?, ¿aprobar un examen?, busca un curso real que pueda ayudarte de verdad. No te dejes engañar con cursos de 3 meses, con cursos a distancia con programas de ordenador. El inglés requiere interactividad constante con personas reales.

2. Un ratito en casa 

Si quieres sacar provecho de tu curso de inglés, aprovecha un momento libre por semana para dar un repaso a lo visto en clase o para hacer una actividad lúdica en inglés. En Madrid hay miles y sin duda son la mejor manera de medirte a ti mismo, en cuanto a comprensión.

 3. Persevera y triunfarás

Aprender idiomas lleva tiempo. Me resulta gracioso cuando vienen nuevos alumnos y me preguntan: ¿en cuánto tiempo crees que voy a tener un nivel alto?, esta no es la mejor forma de empezar. Si empiezas pensando en el final y no en el proceso, entonces corres con desventaja. Si vas a empezar a estudiar inglés o a retomar, tómatelo con calma que cuando menos te lo esperes lo habrás logrado

Share Now

Daniela Lage

More Posts By Daniela Lage

Related Post

Leave us a reply

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar